Curso de animador sociocultural

Ya sea con los jóvenes o con los ancianos, la misión esencial de quien hace un curso de animador de actividades extraescolares es organizar actividades deportivas, culturales o recreativas destinadas a desarrollar la expresividad, la sociabilidad o la creatividad del público con el que trabaja. ¿Cómo convertirse en un líder de animación? Encuentra aquí las misiones y la formación necesaria de esta profesión.

Curso de animador sociocultural

Más que un simple organizador de tiempo libre, el líder de actividades extracurriculares puede asumir proyectos de gran envergadura, como misiones de alfabetización o actividades de sensibilización sobre cuestiones importantes.

El facilitador sociocultural debe:

  • Imaginar y llevar a cabo proyectos
  • Definir las necesidades de la población en términos de animaciones
  • Detectar posibles dificultades del público con el que trabaja
  • Adaptar sus animaciones de acuerdo a su público
  • Organizan estancias, eventos, salidas, talleres
  • Para asegurar un papel educativo para los más jóvenes
  • Ayudar a los jóvenes a socializar
  • Negociar la financiación de las autoridades locales, departamentales y regionales
  • Organizar reuniones de intercambio con la población de un barrio
  • Llevando a cabo actividades de alfabetización

animador sociocultural

Requerimientos para ser animador

La misión de la animación es el pilar fundamental de la profesión de animador sociocultural. Por lo tanto, este profesional debe demostrar una creatividad y una imaginación sin límites para ofrecer actividades que sean a la vez divertidas y adaptadas a su público. Debe renovar constantemente sus propuestas para no cansarse de ellas.

Para ello, el animador está atento a las poblaciones con las que trabaja para identificar sus deseos y necesidades. No organizará el mismo tipo de actividades para niños que para adolescentes. El sentido del contacto y la pedagogía es uno de los criterios indispensables para ejercer esta profesión. A veces trabajando con personas difíciles o que sufren, el facilitador sociocultural utiliza la psicología y la moderación para abordar los problemas y resolverlos poco a poco.

El respeto es un valor fundamental de esta profesión. Si bien esta profesión requiere muchas cualidades mentales, también requiere una óptima condición física. Liderar un grupo requiere energía. Gestionando posibles conflictos, motivando a la gente a superarse, creando una dinámica de grupo. Estas son, entre otras, misiones que requieren una inversión real por parte del líder.

Posibilidades de evolución

No es raro que los facilitadores socioculturales comiencen su carrera en puestos a tiempo parcial, lo que les exige combinar varias actividades. Una vez estabilizados, pueden tomar otras especializaciones de práctica. El diploma de director de proyectos de animación y desarrollo es también una posibilidad de evolución, ya que proporciona una cualificación profesional adicional al animador en la concepción y gestión de políticas de animación y el desarrollo de estructuras deportivas, sociales o culturales.

Cabe señalar que los cursos de formación no profesional permiten trabajar en el sector de la animación durante las vacaciones escolares y pueden ser una plataforma de lanzamiento. Por último, el ejercicio de esta actividad en un entorno hospitalario puede requerir el paso de una competición local o incluso nacional.

Numerosas estructuras pueden acoger a los líderes culturales: centros culturales, centros sociales, centros juveniles, centros juveniles y culturales, albergues de trabajadores, casas de familia, pueblos de vacaciones, clubes de ancianos, etc.

Por otro lado, la Administración Pública es uno de los principales empleadores de los facilitadores socioculturales. De hecho, casi uno de cada dos animadores trabaja para una comunidad local. Ante el inexorable envejecimiento de la población y el desarrollo de una sociedad de ocio, la profesión de facilitador sociocultural va en aumento. Los facilitadores trabajan generalmente en estructuras de tamaño humano dentro de las cuales no siempre es fácil evolucionar. La movilidad geográfica es un activo importante con la esperanza de adquirir más responsabilidades.

Sectores asociados a la profesión: Audiovisual, Entretenimiento, Cine, Cultura, Artes y Oficios, Educación, Salud, Médico, Social, Servicios Personales, Deporte y Ocio, Temas relacionados con el oficio: Artes plásticas, Educación física y deportiva, Lenguas modernas.